Abril en la Sierra

En la segunda mitad del mes de abril, en Olivar de la Luna hemos asistido, extasiados, a la consagración de la primavera.

Del verde lujurioso de los primeros días del mes, hemos pasado a una explosión de olores y colores que inundan nuestros olivares ecológicos.

El rojo de las amapolas, el amarillo de genistas y margaritas, el violeta de los lirios y la sutil policromía de las orquídeas tapizan las solanas y umbrías de la sierra.

Se oye el canto del cuco, y en las noches más calidas, se escuchan los cantos de los ruiseñores allá en los zarzales de los arroyos.

Pero al final de abril, hay otro emocionante acontecimiento, el parto de las ciervas.

En nuestros olivares ecológicos salpicados de retazos de monte mediterráneo es frecuente contemplar el huir intencionado de una cierva que intenta apartarnos de su cría, mientras camuflado entre el tapiz de flores y plantas, es asombroso su mimetismo, el cervatillo, con solo unas horas de vida, nos contempla con sus ojos curiosos y asustados.

 

 

 

 
 
 
 
 

También de puede gustar...

Newsletter

Suscríbete y te haremos llegar novedades, promociones y ofertas.

Olivar de la luna, aceite de oliva virgen extra ecológico